Las funciones conservadora, cultural, educativa y de ocio de los archivos

Enrique Pérez Herrero desgrana en este texto del año 2006  el cambio radical que ha sufrido el concepto de archivo. En la actualidad no se concibe el archivo únicamente como un centro de custodia de documentos merecedores de ser conservados. Además de esta primigenia finalidad, el archivo ha ido adquiriendo con el transcurso del tiempo otras funciones como son la cultural, la educativa y, por qué no, también la del ocio. Estos centros han pasado de ser meros contenedores de documentos a laboratorios de historia; de ser puntos de consulta de escasos lectores, a puntos de lectura empleados por usuarios de muy diversa índole; de ser lugares de pura investigación, a lugares de estudio, de cultura y de ocio.

DESCARGAR RECURSO

Anuncios